Documento sin título
 
Documento sin título
presentación
Palabras de Ernesto Dumit a un espectador


Estimado amigo:
me complace que le haya interesado mi pintura, me dedico a pintar  desde que me acuerdo en ésta mi  ciudad  -Tucumán- caliente, nada ordenada, yo diría algo rea,  con muchas contradicciones y, por todo esto, apasionante. Sus calles se  perfuman de azares en la primavera los que se convierten en naranjas agrias en el invierno. También hay lapachos, los hay rosas, blancos y amarillos, son un verdadero espectáculo. Aquí  está mi vida y mi pintura. Aquí está clavado mi caballete y ha sacado raíces que son mis raíces. Este es mi lugar en el mundo.  Un mundo que  como el de cualquier otro artista se nutre de las cosas próximas y propias para   llegar a  lo que es de todos; mi pintura  es diferencialmente  personal, íntima en ocasiones, pero  rebasa la anécdota  local y sentimental para ser simplemente universal. Siempre he evitado la dispersión  que puede matar al arte y que traen los viajes  -el andar de un lado a otro- como buscando lo que, creo, está cerca o no está en ningún lado, en lugar de ello me he saciado con la luz que por las mañanas entra desde la calle en mi taller y se escapa por mi patio al caer el día, luz elemental del subtrópico.

Si  me pregunta cómo ubico lo que hago en el contexto del arte, le puedo decir que no estoy lejano al expresionismo, tengo un impulso indomable hacia el surrealismo, aunque  híbrido, puesto que se arma con cierto automatismo pero con enormes dosis de magia latinoamericana extrañamente embebida de la música de Beethoven.  Esto me ha dado cierta libertad de vuelo  donde mis ancestros árabes  e italianos  han expresado un dramatismo de medio tono, de semipenumbra. El amor y la muerte, la vida y el tiempo, los encuentros y los desencuentros  carentes de tragedia pero no de dramatismo se pueden descubrir en mi obra.

Entre mis férreas convicciones cuento con una que me ha permitido pintar desde siempre: la de que antes de hacer un pincelada, por mínima que sea, es preciso pensar en la vida.

Le adjunto un dibujo hecho a mano alzada. Es una siesta,  una siesta del pintor. Este dibujo es para ser leído, no sólo porque he escrito palabras en él sino porque cuenta cosas. Léalo  y comprenderá  más de mí que lo que yo pueda decirle. Reciba mis saludos afectuosos. (ver dibujo)

Documento sin título

Italia 536 - San Miguel de Tucumán - Tel.: 0381 4219547 - cel.: 0381 154 635446 - mail: casadumit@hotmail.com